12/26/08

Queridos amigos:

Con el fin de año acaba en Kenia el curso escolar y llegan las notas definitivas. Es un momento importante para todos y, afortunadamente, está lleno de satisfacciones para nosotros, porque la mayoría de nuestros niños obtiene buenas calificaciones, algunos excelentes, y son muy pocos los que no van progresando de año en año. Este mes vemos que el esfuerzo que realizamos para darles una formación complementaria vale todo lo que nos cuesta y más. Y más, porque pocas inversiones nos parecen tan rentables como las que hacemos en la educación de estos chicos y chicas. Ellos también lo saben.
Esta es la buena noticia que os puedo dar hoy. Ya los vemos sanos, prácticamente hemos erradicado la malaria, antes endémica, son felices y nos están acostumbrando a verlos entre los primeros de sus clases, haciéndonos sentir que merecen hasta el último céntimo que gastamos en ellos. A pesar del deterioro de las condiciones que nos rodean, pues la crisis también ha llegado a Kenia, vamos cumpliendo con nuestro programa. Ellos siguen trabajando, se toman muy en serio sus estudios y viven con esperanza el futuro porque saben que depende en gran medida de su esfuerzo. Precisamente su futuro es lo que debemos salvar más allá de cualquier contingencia.
Me gustaría terminar aquí, diciendo que todo va bien, pero una vez más os he de recordar la creciente miseria de buena parte de la población y la situación desesperada de muchos de los que nos rodean. Necesitamos ampliar las ayudas en alimentos, pero seguimos con déficit en este capítulo y no podemos hipotecar nuestro proyecto. Así es que, una vez más, lo tengo que dejar en vuestras manos.
Para terminar, ahora sí, os quiero agradecer la generosa acogida que tantos habéis dispensado a nuestra anterior llamada. También debo, como siempre, daros las gracias, las más sentidas gracias, a todos los que con vuestro esfuerzo constante hacéis posible la existencia de nuestra Casa. Un abrazo y muchos besos de todos para todos. Felices fiestas
Un abrazo
Rafael

1 comment:

Toni Marqués said...

Apreciados amigos de Anidan.
Me parece una gran idea la migración a este blog más fácil de leer y más interactivo.
Sigo con mucho interés vuestros progresos y no puedo dejar de sorprenderme. Tal vez Rafa ni se acuerde de mi, pero yo no olvido un día que llegué a Lamu hará más de tres años, le conocí por casualidad y me llevó en burro a unos terrenos donde había puesto los cimientos de lo que ahora son las edificaciones de ANIDAN. Increíble cómo ha cambiado y cómo crece. Donde solo había unos mangos ahora hay niños felices.
En fin... Yo estoy seguro de que cada uno tiene lo que se merece y los niños de Lamu merecían tener ANIDAN.
Ánimo y suerte.